albergue juvenil

El Albergue Juvenil “Sierra de Córdoba” se encuentra a sólo 3 km. de la ciudad pero disfruta sorprendentemente de un paraje natural de gran belleza, rodeado de bosque mediterráneo de pinos, encinas y alcornoques. Una ubicación que resulta ideal para la estancia de grupos de escolares de ruta por Andalucía, ya que se encuentra en la misma ciudad de Córdoba (3km), que a su vez es un punto intermedio, próximo y de paso entre las ciudades de Granada, Sevilla y Málaga.

En el Albergue podrán disfrutar de un tranquilo descanso donde los chicos tienen la posibilidad de estar en contacto con los animales de la granja y la naturaleza. Disponen de amplias zonas de relax y esparcimiento, tales como merenderos al aire libre, piscina y jardines… parking gratuito para bus. Amplio comedor, con mini bar, chimenea, proyector audiovisual, y zona wifi.
Distribuido en dos plantas con distintos dormitorios colectivos equipados con calefacción, aseos y ducha y dormitorios individuales para los profesores acompañantes con hermosas vistas.

Se ofrece un servicio de comidas caseras típicas de la región, y también la opción de contratar bolsa picnic para las salidas culturales. El Albergue está además ubicado en un auténtico cortijo con especial encanto que nos permitirá conocer la tradicional vivienda del campo andaluz, sus elementos y costumbres. Nuestras instalaciones se encuentran homologadas e inscritas en Registro de Turismo: H/CO/00719.

La estancia en el Albergue “Sierra de Córdoba” ofrece la posibilidad de realizar actividades en el entorno por cuenta del grupo, tales como rutas de senderismo, paseos en bici, talleres de naturaleza… o contratarlas con nosotros, servicio que incluirá monitoraje especializado y material necesario.

Actividades

  • Paseo botánico de identificación de flora y fauna autóctona.
  • Visita a la almazara de Cabriñana
  • Escalada
  • Puentes Tibetanos-cuelgamonos.
  • Tiro con Arco
  • Visita a la granja de animales
  • Aula de cocina y repostería andaluza
  • Paintball
  • Y muchas más…

un cortijo con historia

La historia del Cortijo está entrelazada con la historia de Córdoba desde tiempos inmemoriales. La Sierra de Córdoba, muy próxima a la ciudad, fue lugar elegido por romanos y árabes para disfrutar de un fresco descanso en los meses de verano. Y posiblemente de épocas tan remotas date la casa después llamada de Cabriñana.

Del siglo XVI se conservan las primeras referencias documentales. El lugar recibía entonces el nombre de Hacienda del Valle de San Benito y era propiedad de D Francisco de Góngora, Capellán de la Catedral de Córdoba y miembro de una importante familia de la ciudad. Este personaje pasó a la historia por ser benefactor de su sobrino Luis de Góngora y Argote, insigne poeta que posiblemente frecuentaba esta casa y sus aledaños como inspiración para sus obras.

De aquella época también, el dominico Fray Luis de Granada, destacado escritor y orador paseaba por estos hermosos parajes cercanos al Santuario de Santo Domingo. Y aquí se dice que escribió su famoso Libro de la Oración y la Meditación, sentado a orillas del arroyo que roza la casa, llamado desde entonces arroyo de Fray Luis.

A mediados del s. XVIII la finca pasó a llamarse “del Marqués de Cabriñana del Monte”, al pertenecer a D. Bernardo de Argote y Sousa, Marqués de Cabriñana y Villacaños. El marqués reformó la casa y la reconvirtió en cortijo de labor, añadiéndole dependencias para la ganadería y muy especialmente construyó la almazara para la molienda y prensado de las aceitunas.

Destacamos que en 1904, cuando Cabriñana pertenecía a D. Agustín Pareja y Salinas, un entonces joven pintor, amigo de la familia: Julio Romero de Torres, se acercó con sus lienzos y pinceles para retratar una escena cotidiana de mujeres recogiendo aceitunas. Se trata del óleo “Aceituneras” muy especial, distinto al resto que conforman su obra, en cuanto que fue pintado en pleno campo y corresponde a un estilo impresionista.

Al comienzo de la guerra civil española, el Cortijo fue bombardeado, y destruido en parte. Aunque se conservó en aceptable estado y con todos sus elementos el molino de aceite, joya del patrimonio preindustrial de Andalucía.

En los años 70, fue utilizado para el rodaje de un episodio de la serie “Curro Jiménez“, como escenario de las aventuras del bandolero más televisivo.

En el año 1998, se comenzó a rehabilitar para el uso de granja-escuela, y posteriormente para albergue rural.

El Cortijo de Cabriñana es un auténtico cortijo andaluz, que ha conservado hasta nuestros días todo el sabor de su extensa Historia y el encanto de sus tradicionales dependencias, como ejemplo de la vida sencilla en el campo.

Sierra Morena: un entorno natural privilegiado

El Albergue Juvenil está enclavado en un paraje de singular belleza paisajística dentro del entorno natural de Sierra Morena, Espacio declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco en 2002. Es característico su relieve alomado de suaves pendientes, con pequeños barrancos al paso de los distintos arroyos. En la Finca se alternan grandes zonas de umbría y frescor donde abundan los durillos y los madroños con  la vegetación típica de ribera de álamos blancos, chopos, almezos mirtos y adelfas. También altos montes con faldas de solana pobladas de denso matorral mediterráneo tales como jaguarzos, madreselvas, retamas y lavándulas,  junto con especies arbustivas nobles como la coscoja, el lentisco, el majuelo y la cornicabra.

En el valle, praderas con cultivos de olivar milenario y amplios espacios de huertas con albercas y abundante agua. Otras zonas de pinares piñoneros, bosquetes de castaños, algarrobos, almendros, encinares, alcornoques y acebuches. Una variedad extraordinaria de vegetación que otorgan al paisaje de una simpar riqueza. Ideal para el disfrute de actividades al aire libre, tales como paseos botánicos, rutas de senderismo, recorridos en bici…

Descargar programa
Haz tu reserva